jueves, 11 de abril de 2013

Un sueño cumplido, Oman (Marzo2013)

Igual que yo, me imagino que para muchos pescadores deportivos, uno de sus sueños es ir a pescar al trópico donde soñamos con unas picadas brutales e increíbles capturas de enormes peces.

Pues si yo he cumplido uno de esos sueños, con destino a Oman, así que el día 21 de marzo estábamos mis compañeros y yo ( Ot, Jordi y Iscle ) en el aeropuerto cargados de ilusiones y ganas de pasar-lo bien. El viaje no es muy largo, un primer vuelo hasta suiza de unas 2h. y después otro vuelo con destino a Muscat (Oman) de unas 6 horas. Por primera vez en un vuelo, algo no me sentó bien y estuve mareado e incluso vomite, eso era mi peor pesadilla, por una vez que voy a pescar a Oman y no estoy al 100% ! Pero bueno a los primeros lances se te quitan todas las tonterías  :)

Cuando llegamos a Muscat habíamos alquilado un coche en el mismo aeropuerto, después de unos minutos de papeleo, nos dieron nuestro coche: una monovolumen familiar Honda toda automática con motor v6 3.800, ( como se nota que la gasolina esta a 0,20 céntimos el litro...










Teníamos unos 600 km hasta el primer punto de pesca elegido, por lo que al llegar al anochecer, estuvimos toda la noche conduciendo para llegar por la mañana y poder empezar a pescar. La primera parada fue en un puerto que todavía estaba en construcción, pero nos echaron nada más bajar del coche y tuvimos que dirigirnos a una pequeña playa que había al lado, tenía en frente el momento mágico, el primer lance ! Teníamos los equipos preparados uno ligero con caña de acción 14-65gr. y un carrete tamaño 3000 daiwa, un equipo mediano con caña de acción 30-100gr. y carrete 4500 y como equipo más pesado una caña acción 150gr. y carrete tamaño 6500. Tendría ya una primera picada? será tan buena la pesca aquí? estas y muchas más eran las preguntas que rondaban en mi cabeza, pero me apresure para dar el primer lance y así resolver-las todas a la vez, así que zassss ! y empiezo a recoger ansioso de notar algo al final de la linea, pero nada de nada, miro a mis compañeros y no habían tenido mejor suerte.
No pasa nada, hubiese sido mucha suerte pensé, pero porque no?  estuvimos bastante rato dando lances sin ningún resultado hasta que de repente, note un parón brusco en la linea y el carrete empezó a chirriar, apreté un poco más y finalmente conseguí frenar al pez, después de una intensa carrera,  algo raro pasaba ya que parecía que se había enrocado y era una playa de arena, me puse a tirar fuerte i pareció que se había desenganchado y el pez seguía hay, mi compañero Ot que estaba a mi lado dijo: Será una manta ! ya veras !  y después de unos minutos más de lucha conseguímos ver al pez y si, era una manta de unos 6 kg, intenté cogerla para sacar unas fotos pero después de ver de cerca el arpón que tienen en la cola, decidí que se fuera sin posar conmigo, que era el primer día y no quería problemas.


Primera playa donde paramos para dar los primeros lances.


Este fue el único pez del día así que al anochecer y mientras nos dirigíamos a otro punto cercano donde esta vez ya era conocido por Iscle el cual había estado en Oman el verano pasado, comentamos la jugada en el coche y a todos nos pareció pobre el resultado de un solo pez pero bueno, había sido el primer día y habíamos parado en un sitio que no conocíamos solo por las ansias de dar los primeros lances, la cosa se podía mejorar con facilidad. Llegamos de noche y ambrientos así que una vez instalados nos dirigimos a un pequeño comercio donde preparaban comida, hacían unos pinxos de camello que estaban muy ricos !

Puerto de pesca de Lakbi


Al día siguiente y ya situados en Lakbi, un puerto pesquero, nos levantamos temprano, ya teníamos los equipos a punto y nada más salir el sol ya dábamos los primeros lances en la cara exterior del puerto, era muy divertido, a cada lance teníamos alguna picada, entraban pequeños meros y una especie de agujas bastante divertidas por los saltos que daban, pasamos un buen rato entretenidos y la actividad de los peces estaba bajando pero de repente y como detonante para el descenso de la actividad empezamos a tener algunas picadas más fuertes, que eran grupos de anjovas que se acercaban a comer, conseguimos la captura de varios de ellos, que después de las correspondientes fotos fueron devueltos al agua.


Anjova Omaní capturada con el Tide Minnow Slim Flyer 175 de DUO



Entre picada y picada se nos paso la hora de comer y decidimos seguir pescando para aprovechar el día, las picadas  de anjovas no faltaron y pasamos un buen día detrás de ellas y sus espectaculares saltos. Decidimos pasar un día más en el puerto ya que lo pasamos bien y la comida era buena, nos venían de gusto más pinchos!.

Al día siguiente ampliamos la zona por toda la área del puerto tanto exterior como interior, y las picadas no faltaron, al inicio de la zona exterior donde había un arrecife cubierto por poca agua, podías capturar pequeños meros y agujas, por la misma parte exterior pero un poco más hacia dentro, encontrabas grupos de anjovas donde era fácil engañar alguna de ellas, y en la entrada del puerto, de repente empezamos a ver fuertes ataques en la superficie y nos apresuramos a dar unos lances, vimos que se trataba de un grupo de una especie de sargos (acanthopagrus berda ) de buen tamaño, cerca de la zona caliente estaban cayendo cuatro artificiales, diferentes marcas y colores, pero en ese momento, solo el Tide Minnow Surf consiguió engañar a uno de esos preciosos sargos Omanís.



Precioso sargo Omaní (acanthopagrus berda) que no pudo resistir-se al Tide Minnow Surf 150


Pasamos un día genial capturando diferente especies de peces y con abundancia de picadas. Los siguientes días los pasamos cerca de un pequeño pueblo donde montamos un poco de base ya que encontramos un hombre mayor que nos alquilaba una habitación, era la primera vez que dormíamos en una cama y de verdad que se agradece. La pesca cerca de la zona era buena, íbamos a Menji, una zona cercana al pueblo donde había buena pesca, dependiendo de la hora o del día entraban diferentes especies, pero las picadas y las anjovas nunca faltaban. En esta zona, encontramos un sitio, donde solían acudir una especie de cintas, que tenían unos dientes bastante largos y atacaban con mucha agresividad, se dejaban los dientes en tus señuelos, y cuando los quitabas, si estabas de suerte no lo habían atravesado, sino, de un floating te hacían un sinking xD ya que el señuelo se llenaba de agua.


Wolf Herring, culpables de destrozar nuestros señuelos con sus largos y finos dientes.



Spangled emperor o Sharry con el Tide Minnow Slim 150

 Después de los primeros días, uno va sacando sus conclusiones, en primer termino, era muy importante el conocimiento de las mareas ya que marcaban buenos momentos de actividad, sobretodo con el inicio del ascenso de la marea, ya que solían ser buenos momentos para obtener alguna buena picada. Otro aspecto importante fueron los señuelos a elegir y una cosa quedo clara: Artificiales grandes a partir de 14cm que no profundizaran demasiado y con colores plateados y brillantes, aunque el color blanco también dio muy buenos resultados.
En algunos momentos determinados de poca actividad o cuando intuías que los peces podían estar a más profundidad, era muy importante disponer de algunos señuelos minows sinking, lipless o stickbaits hundidos  para dejarlos bajar antes de la recogida.


Lenguado capturado con un Slit Shad de Sakura


Otra cosa importante fue el tema de los nudos, en el trópico llevas los equipos al limite y si no vas con buenos nudos posiblemente pierdas alguno de tus artificiales, para la unión del trenzado al monofilamento indudablemente el ''Pr Knot'', y para atar el artificial a la anilla al principio usábamos el palomar, pero después de una noche de pruebas de material y resistencia con basculas, vimos que aunque nos sorprendió, el nudo ''as de guias'' respondía mejor a las pruebas de resistencia que el palomar. ( Podréis ver como realizar los nudos en la sección de montajes ) 

Aunque crees que vas bien preparado, tuvimos algunas picadas muy fuertes que no fuimos capaces de ganar-le la batalla al pez y ni conseguimos ver de que especies se trataba, el problema es que como tampoco era lo normal este tipo de picadas, ibas con un equipo demasiado ligero, pero tampoco podías pasar todo el día pescando con el equipo pesado esperando esa gran picada ya que quedabas cansado en poco tiempo... De todas formas en alguna de estas picadas, rompimos bajos de hasta 130 libras...


Meru capturado en la zona de Menji



Pasados unos días, las anjovas,meros y otras especies que capturabamos ya nos parecían poco ya que no superaban los cuatro quilos, queríamos ese grande pez del trópico, en el pueblo que estábamos ya eramos conocidos por todos, no estaban nada acostumbrados a ver gente de fuera, solo habían visto unos extranjeros y eran italianos, por lo tanto eramos los primeros catalanes en visitar Sherbatat, eran una gente muy buena, nos invitaban a su casa a tomar té, muchos días no nos dejaban pagar en el pequeño restaurante al aire libre que había, aunque cuando pasas unos días cerca y conviviendo con la gente árabe con una cultura tan diferente a la nuestra está claro que quedas asombrado por muchas de sus constumbres y tradiciones, sobretodo con el comportamiento de la mujer y su papel en la sociedad y en la convivencia en el pueblo. En todo momento deben estar alejadas y tapadas de nosotros ( los hombres ) cuando ellos están presentes, aunque como a toda mujer, ves que tienen curiosidad por nuestra cultura y aprovechan cualquier momento en el que los hombres no pueden estar presentes como cuando están rezando para entrar un poco más en contacto e intentar resolver algunas de sus miles de inquietudes.


Otra de las muchas anjovas capturadas durante el viaje, esta vez con el Tide Minnow Slim FLyer 175


En definitiva, que me voy del tema, en el restaurante, conocimos un hombre que hablaba bien el ingles y nos podíamos comunicar con facilidad, hablando con el nos dijo que conocía a otro hombre que podía llevarnos a las islas, situadas a 30 millas mar adentro y donde todo el mundo hablaba de buena pesca. Después de discutir el precio y quedar entendidos ya que quien nos iba a llevar no hablaba el ingles, fuimos a preparar los nudos y todo el material para el día siguiente, si en algún lugar íbamos a encontrar ese pez grande sería en las islas, habíamos tenido alguna picada muy buena pero no fuimos capaces de sacar al pez, por lo tanto no habíamos visto ningún aparato de los buenos.
 
A las 6:30 Ya estábamos en la playa a punto para salir, con una barca sin ningún gps ni ningún sistema de navegación, todo estaba en la mente de nuestro guia. xD
Salimos rumbo a las islas y después de estar un buen rato sin ver tierra a ningún lado, algunas dudas acerca del guia empezaron a rondar mi cabeza, pero enseguida vimos la silueta de las islas y todo se paso, como anécdota, añadir que en 30 millas no encontramos ninguna pajarera ni nos pareció ver ningún ataque.


Shalim y The Hallaniyat Islands


Antes de llegar a las islas, el guia de la barca se paro y nos indico que pescáramos donde el decía, a los pocos lances obtuvimos las primeras picadas, la cosa prometía, en uno de estos momentos de iluminación del guia en el que nos dijo que probáramos, tuve una fuerte picada, por como tiraba, se trataba de algo más serio, y va y me coje con el equipo ligero, así que empezé a apretar tanto como podía, hasta llevar el equipo hasta sus limites, poco a poco el pez perdía fuerza, hasta que después de una intensa batalla, conseguimos subirlo al barco, se trataba de un Carangoides chrysophrys. Estuvimos todo el día con la barca cerca de las islas pescando, hubo ratos de bastante actividad que normalmente coincidía con lo indicado en la tabla de mareas. Este día y ya eran los últimos tuvimos las mejores capturas, consiguiendo algunas picadas que nos ganaron la batalla y algunas otras que terminaron con buenas capturas que subieron al barco. Lastima que fueran los últimos días y queríamos empezar a ir dirección a Muscat, sino la cosa prometía en las islas.


Longnose Trevally (Carangoides chrysophrys) capturado con el Tide Minow Slim Flyer 175


Tanto tiempo esperando algo así, y cuando lo tienes y lo vives te pasa en un abrir y cerrar de ojos, los días nos habían pasado y las numerables capturas de enormes peces no se habían dado. Hay que aclarar que tampoco era la intención del viaje y se tenía que ir mentalizado, íbamos sin embarcación y en plan ''low cost'' pero si las ideas no eran claras era fácil que entrara el sentimiento de esperar algo más del trópico de ese sitio que siempre has soñado.

Mi valoración global del viaje es positiva, lo he pasado en grande rodeado de buena gente y con buena pesca, no han salido peces de 60 kg pero quien sabe que habría detrás de una picada de esas que te deja con las piernas temblando o con la espalda rozada con las piedras después de que se te rompa la linea estando tirando con todas tus fuerzas.

Y para terminar dar las gracias a Ot, Jordi i Iscle por los momentos vividos, por las fotografías que han tomado perdiendo alguna posible captura y por la paciencia xD ( Aunque había días en los que era el primero de dar algunos lances jijii )

También a Miguel Angel del blog (pescadenton.blogspot.com.es) por la identificación de algunas especies y por supuesto a Josep del blog (pescacostabrava.blogspot.com) por sus consejos y préstamo de un carrete.


Saludos,

Pep